“EL SEÑOR DE LOS ANILLOS” J.R.R.TOLKIEN:

Una versión moderna del mito caballeresco medieval

1.- Una Historia de Gente Diminuta y de Grandes Hazañas. -

"Tres Anillos para los reyes Elfos bajo el cielo.
Siete para los Señores Enanos en casas de piedra.
Nueve para los Hombres Mortales condenados a morir.
Uno para el Señor oscuro, sobre el trono oscuro
en la tierra de Mordor donde se extienden las Sombras.
Un Anillo para gobernarlos a todos. Un anillo para encontrarlos,
un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas
en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras
"(1).

Tolkien comienza El Señor de los Anillos , con versos cuyo sentido se va desentrañando progresivamente en una narración cuyo ropaje externo versa sobre un antiguo pueblo denominado “hobbit”. A decir del mismo autor, "este libro trata principalmente de los hobbits y el lector descubrirá en sus páginas mucho del carácter y algo de la historia de este pueblo "(2).Se cuenta en El Hobbit (3), la obra que le antecede, que fue Bilbo Bolsón, quien arrebató el anillo único a una extraña criatura subterranea, llamada Gollum.

Este anillo había sido forjado mediante engaños, por herreros elfos mucho tiempo atrás y fue el origen de una guerra de devastación que destruyó la tierra primigenia de Númenor, y que terminó destronando a los reyes Elendil, Isildur y Andrion.
El Señor de los Anillos, fue derrotado temporalmente por Isildur, cuando le cortó la mano para arrebatarle el anillo. No obstante, con el tiempo, Sauron de Mordor, se fortalecerá y convertirá en una amenaza nuevamente. Es aquí cuando comienza la historia, según ya habían anunciado antiguas profecías:

"Busca la espada quebrada
que está en lmladris;
habrá concilios más fuertes
que los hechizos de Morgul.
Mostrarán una señal
de que el destino está cerca:
el Daño de Isildor desper tará,
y se presentará el Mediano" (4).

En efecto, en los momentos en que reaparece el anillo, es cuando se vuelve a forjar la espada quebrada y cuando un hombrecillo de la Tierra Media, comienza su hazaña para trasladar el anillo, al único lugar donde puede ser destruído. Para iniciar su camino, este hobbit, Frodo Bolsón, es reunido por el Mago Gandalf, junto a ocho compañeros, representantes de todos de los pueblos libres del mundo: hobbits, elfos, enanos y hombres. Así se forma la "Comunidad del Anillo" y compuesta de igual número de integrantes, se constituye en laantítesis de los nueve jinetes malvados sirvientes de Sauron(5). Con los primeros periplos de los personajes concluye la primera parte de la historia de la Guerra del Anillo. La segunda y tercera parte, tienen una mayor envergadura narrativa y simbólica. En "Las dos Torres" (6), se relatan los acontecimientos que se suscitan en Orthanc, la ciudadela de un Mago renegado llamado Saruman y en la fortaleza de Minas Morgul, la entrada secreta a Mordor. En "El Retorno del Rey" (7), se cuenta la última batalla contra la sombra, y del fin de la misión de Frodo.

2.- El Simbolismo Caballeresco contenido en la obra.-
Aunque la narración formalmente versa sobre las aventuras y desventuras de los “hobbits”, el valor simbólico de la gesta, excede con mucho, el débil propósito enunciado, por el autor.
Más allá incluso del propio interés de Tolkien, es posible insertar la obra dentro de un "contexto" mitológico basado en la "matiére de bretagne", donde “El Señor de los Anillos” constituye la ultima manifestación literaria de la mitología del Graal, de la Mesa Redonda y del Rey Arturo.
El análisis justo de los orígenes de la obra no consistiría de esta manera, en atribuir a Tolkien la autoría de una “creación” a partir de la nada de una origian “mitología para inglaterra”, ni menos en afirmar que se trataría de una mera copia de temáticas y personajes del Mundo Celta o Artúrico. Por el contrario, lo
que debe valorarse en Tolkien, es que, la epopeya del “Señor de los Anillos", es una historia completamente nueva que sin embargo, en cuanto a simbología, reelabora en forma novedosa la "materia de bretaña", a través de un simbolismo equivalente y reconocible, que "actualiza" el tiempo mítico artúrico.
Los aspectos básicos del mito artúrico que revive "El Señor de los Anillos", no consisten en imitar modelos de personajes o de historia ya conocidas, sino en retomar símbolos que subyacen como tela de fondo en una pintura nueva.

a.- El Simbolismo del Anillo del Poder.

El anillo forjado por Sauron, contiene una inscripción en una extraña lengua:

lAsh Nazg durbatulûk, ash Nazg gimbatul, ash Nazg thrakatulûk agh burzum-ishi krimpatul.

Son las palabras que los herreros de Eregion oyeron por primera vez, cuando supieron que habían sido traicionados por el Señor de los Anillos:

"Un anillo para gobernarlos a todos, un Anillo / para encontrarlos, un Anillo para atraerlos a / todos y atarlos en las Tinieblas",

Este anillo, el “anillo único” tiene las propiedades de extender los años de vida y la facultad de hacer invisible a quien lo usa. Posee un increíble magnetismo que induce a su apropiación, pero con el sólo propósito de llevarlo a manos de su verdadero dueño. Casi idénticas características tiene el anillo forjado por el nibelungo Alberich, con el oro que cuidaban las ondinas en el fondo del Rhin. Una de estas hijas del Rhin, Wellgunde, explica que:

"La Herencia del mundo haría suya,
quien del oro del Rhin forjara un anillo
el cual le daría poder limitado" (8).

No obstante, el precio que debe pagarse, es tremendamen te oneroso según explica luego Wogllinde:

"Sólo aquel que del amor su poder reniegue,sólo quien del amor y sus delicias huya sólo aquel obtendrá el poder mágico para forjar el anillo" (9).

En la tetralogía wagneriana, el anillo es forjado también por un Señor de las Tinieblas, por una potencia elemental, el nibelungo Alberich, que en su afán por obtener poder, es capaz de renunciar al amor. Alberich representa la oscuridad opuesta a la luz y la verdad representada por Wotán. Se repite el motivo del mundo interior y oscuro, opuesto al principio solar, de la misma manera que Aragorn se opone a Sauron. En la tetralogía, el oro termina corrompiendo todo el universo y causará, el Goetterdaemerung, el ocaso de los dioses, el Ragnaroek de las Eddas escandinavas.
En ambas historias, el anillo otorga el Poder, la potestas o imperium , es decir, el poder socialmente reconocido; pero no confiere la autoridad, la auctoritas romana, el saber socialmente reconocido. La majestad de estos soberanos oscuros se funda en la usurpación del poder y en el sometimiento de sus súbditos.
En ambas historias, hay un objeto que otorga el don de la invisibilidad. En El Señor de los Anillos , es el anillo mismo, en La tetralogía , es el yelmo mágico constuído por Mime, otro nibelungo, a semejanza del casco de Plutón - Hades, señor del mundo subterráneo y de los muertos. Pero no siempre el anillo ha tenido una connotación negativa, para el ReySalomón, en cambio, el anillo simboliza la sabiduría y la potencia. Cuando Salomón pierde este anillo, decae y una vez que lo encuentra dentro de un pez, recobra el poder de los dominios visibles e invisibles. Este "anillo del pescador", figura también entre las insignias pontificales.

b.- Los “Silmarils”, Piedras Luciferinas. -
En el campamento de la Cima de los Vientos, Trancos narra el poema de Beren y Luthien Tinúviel. En él se hace referencia a los días en que hombres y elfos fueron derrotados. En la huída Beren logró escapar a la espesura de un Bosque, donde descubrió a Luthien, a quien llamó Tinúviel, el Ruiseñor en la lengua antigua. Juntos consiguieron arrebatar el trono al Gran Enemigo, obteniendo desde su corona un Silmaril, la más brillante de todas las joyas conocidas (10).
De Beren y Luthien descendió Eärendil, quien navegó más allá de las nieblas del mundo, internándos e en los mares del cielo, llevando el Silmaril en la frente, de él descendieron los Reyes de Nümenor.
Los silmarils, tienen una semejanza importante con una de las manifestaciones que tiene el “Graal” en una de las obras artúricas más complejas. En el“Parzival” de Wolfram von Eschenbach (11), el Graal es una piedra esmeralda, que en términos muy parecidos a los “silmarils”, se obtuvo desde la corona de Lucifer, después que se le desprendió tras el golpe propinado el arcángel Miguel. Esta es la piedra denominada "de los elegidos" y que, caída a la Tierra desde el cielo, encontró Parzival después de Titurel, el jefe de la estirpe de la Dinastía de Caballeros del Grial. Para Tolkien, la rebelión prometeica del Gran Enemigo
Oscuro, tiene un carácter negativo. Para Wolfram von Eschenbach, se trata del Graal, lapis ex Coelis, lapis exilis , la piedra celeste, la piedra del exilio, traída originariamente a la Tierra por un coro de ángeles condenados a bajar por haberse mantenido neutrales ante la rebelión de Lucifer. Por otra parte, este silmaril, aparece en el “Señor de los Anillos”, junto a otros objetos simbólicos. Las características y alcances de estos objetos, resultan iguales a otros tantos propios de la mitología celta y que reaparecen durante la edad media, en la literatura de caballería. En síntesis, cuando llegaron los dioses a Irlanda, los Tuatha de Dannan, trajeron entre otras cosas, una piedra, una espada y un recipiente. La "piedra de los reyes" celta, tiene un significado análogo a los Silmarils, a la piedra de elfo de Aragorn, e incluso a los "palantir", las piedras reveladoras de Sauron. La espada invencible reaparece en manos de Isildur, y el recipiente de la fecundidad, lo manejará Galadriel desde su "Avalón" de Lothlórien.

c.- Mujeres de Estirpe Regia.-
Cuando la compañía abandonó Rivendel, comenzaron las aventuras y peligros reales. Gandalf condujo a sus amigos desde las minas abandonada s de Moria y del Puente de Khazad - Dûm, a duras penas, luego transitaron por el bosque de Lothlórren y llegaron a la ciudad élfica de los Galadrim, donde moran el señor Celeborn y Galadriel, la Dama de Lórien. La Dama Galadriel es una mujer hermosa y sabia, que tiene el don de “curar el cuerpo y el alma” de los viajeros que arriban a su ciudad atemporal.
Otro personaje femenino importante, es la hija de Elrond, Arwen la Bella, Señora de Imladris (Rivendel) y de Lórien y estrella de la Tarde de los Elfos (¿Venus - Lucibel?). Es la inspiración oculta de un guerreo que está llamado a superar pruebas externas, para restaurar el trono de Gondor y de Arnor, de manera que cuando se convierta en un héroe victorioso, llegará desde el mar desplegando el estandar te de su mujer y será proclamado Rey.
El simbolismo de la mujer, en ambos casos, es el de venus victrix , o mujeres de estirpe regia que a su vez son generadoras de estirpes imperiales, y que se convierten en símbolos de vida y regeneración. A través de la mujer, el guerrero supera la condición humana y se convierte en un héroe, en el sentido que Hesiodo y el Ciclo de las Cuatro Edades da a este concepto. El simbolismo de la mujer, unido al de un "centro" o lugar inaccesible, arroja símbolos compues tos donde "vírgenes regias y mujeres coronadas son siempre sus portadoras y, a veces, acaban incorporando algunos atributos del mismo Grial" (12). Este es el sentido Galadriel, de una Mujer de la Isla, de una Dama del Lago, etc.

d.- El Centro Espiritual o Sede Central.-
Cuando la compañía del anillo llega a Lothlórien, Frodo siente que había pasado por un puente de tiempo hasta un rincón de los días antiguos, y que en ese momento caminaba por un mundo que ya no existía. Es en Rivendel, en la fortaleza de Elrond, donde se reúne el Concilio que resuelve levantarse en armas. En Lórien las cosas antiguas parecían vivir aún en el despertar del mundo. Allí no había ninguna sombra del mal.

En El señor de los anillos , tanto Rivendel como Lothlórien son signos de estabilidad. Constituyen suertes de "islas" firmes en medio de una tormenta oscura que avanza y carcome el mundo. Son lugares inviolables e inaccesibles: Rivendel es una casa gigante protegida por la magia, Lórien, una ciudad sobre los árboles, invisibles e imposible de ubicar. A estas características se suman otros símbolos. La centralidad y la incorruptibilidad. Como región en el centro del mundo (la "Tierra Media"), es un símbolo polar, que sitúa esas regiones como piedras centrales o de fundamento. Como símbolo solar, los identifican con la luz, la realeza, la inmortalidad y la incorruptibilidad.
Estas características, que acompañan siempre la idea de un regnum invisible o de un "centro supremo" del mundo, constituyen siempre la sede donde reside el Graal y en tradiciones más antiguas, el lugar donde aún habitan los dioses y una espiritualidad trascendente.
Según Hesíodo, la función regia ejercida por la primera raza de hombres, la de oro, se hizo gradualmente invisible en un proceso de descomposición que culmina en la edad de hierro, para guiar a los mortales bajo tierra: "aquellos son, por voluntad de Zeus, daimones (genios) benignos, terrenales, protectores de los mortales (que vigilan las sentencias y malas acciones, yendo y viniendo envueltos en niebla, por todos los rincones de la tierra) y dispensadores de riqueza" (13). Para Evola, "Del tema de la Edad de Oro se pasa al de un reino metafísico, con el cual se hallan en cierta misteriosa relación objetiva u ontológica todos los dominadores de lo alto, bien aquellos que pueden considerar se herederos reales de la tradición primordial, o bien aquellos otros que reprodujeron de ellas, de forma más o menos perfecta y a sabiendas, el tipo de regnum en una tierra determinada y en el marco de una cierta civilización" (14).

e.- El Árbol Seco y el Retorno del Rey. -
Contaban algunas leyendas proféticas de la Tierra media, que desde las cenizas subiría un fuego cuya luz asomaría cuando las sombras ya se estuviesen extendiendo sobre los asolados reinos sin reyes, precisamente cuando un descoronado recuperara su corona con la fuerza de su espada rota reforjada. Las Torres relucirían de nuevo blancas en Gondor y en el reino de entre las Montañas y el Mar, soplaría de nuevo el Viento del Oeste, haciendo flamear las banderas de las siete estrellas y el árbol blanco :


"Cantad y alegraos, todos los hijos del oeste,
porque vuestro Rey retornará,
y todos los días de vuestra vida
habitará entre vosotros.
Y el Árbol marchito volverá a florecer,
y él lo plantará en sitios elevados,
y bienaventurada será la ciudad.
¡Cantad oh todos!" (15).

El significado del árbol marchito en la novela tolkiana, tiene el mismo sentido de un período de decadencia que debe superar se (16) y que en la literatura artúrica se denomina terre gaste, Tierra Yerma o Devastada. Ahí vivia Perceval y la Dama Viuda (17) y desde ese lugar se "inicia" como caballero, dejando atrás el principio lunar encarnado por su madre. Tal árbol, debe a su vez, reverdecer cuando la tierra devastada sea redimida por el triunfo de un guerrero (Trancos - Aragorn - Elessar), que será capaz tras sucesivos combates externos e internos, de reunir en sí mismo el poder de este mundo y del otro, con la ayuda de un sacerdote - mago, a semejanza de la dupla Arturo -Merlín.
La derrota de la oscuridad en la tradición indoeuropea, está asociada a un principio de restauración de la Edad de Oro, de la edad primigenia perdida. En el “Señor de Los Anillos” debe derrotar se al Señor Oscuro; en la mitología hindú el último Avatara, Kalki, derrotará al Kali- Yuga; en la visión de Hesíodo,los héroes vivirían en la isla de los bienaventurados; en la literatura artúrica, Arturo se convierte en un Señor Universal, un Rey de Reyes; en la historia de Occidente se ha creído ver esta imagen en el Emperador Augusto, en el míticoreinado del Preste Juan, en el Emperador Federico e incluso en el principio del Führer germánicum, del emperador federico Barbarroja.

La Espada Rota y la Restauración Regia.-
El tema de la "espada rota" a reforjar que aparece desde los inicios en “El señor de los Anillos”, está vinculado a un símbolo muy recurrente de la literatura artúrica y que consiste, al mismo tiempo, en un fenómeno interno de autosuperación espiritual caballeresca y que en lo externo identifica una restauración del principio solar, según el cual el ejercicio del mando, importa launión del poder de este y del otro mundo. Aragorn, hijo de Arathon, descendiente de Isildur, debe soldar su espada llamada Anduril . Con ello aparece calificado o investido para arremeter contrala edad de la oscuridad del Señor de los Anillos, y por consiguiente para restaurar el reino devastado y desierto. Aragorn, se convierte en Rey o Emperador de la Tierra Media y cambia su nombre por el de Elessar.
El proceso de restauración se simboliza en el arma soldada, de la misma forma que Galaz, el hijo de Lanzarote, el caballero escogido, antes de contemplar los misterios del Grial, debe tomar las dos piezas de la espada con que fue herido en el muslo José de Arimatea, para ajustarlas, uniéndolas de tal manera que resulte imposible apreciar la fisura. (18).
La espada, es asimismo, símbolo de mando, si además emana o proviene de loalto, encarna una función espiritual, de modo que el rey que la porta, no sólo es un jefe político, sino también religioso. Arturo tiene a Escalibor o Caliburn, proveniente de Avalón y que según algunos textos, fue entregada por la Dama del Lago. Aragorn, posee a Andúril, la espada del rey primordial, Elendil, y fue forjada por los herreros elfos, los seres de la primera edad. Galaz, porta la Espada del Extraño Tahalí, aquella que fue forjada por David y envainada por Salomón, quien cambió su empuñad ura por madera del árbol de la vida y que advierte que sólo el escogido puede empuñarla: "Sabed, pues que esta espada se llama espada del extraño Tahalí y la vaina se llama Recuerdo de Sangre, pues ninguno que tenga sentido en si verá una parte de la vaina que fue hecha con el árbol de vida sin acordarse de la sangre de Abel" (19).

NOTAS:

(1) TOLKIEN, JOHN RONALD REUEL, "El Señor de los Anillos", Volumen I "La Comunidad del Anillo", traducción de Luis Domènech, Editorial Minotauro, ciudad de México, México, 1992. Página 7.
(2) Ibid., op. cit., página 9.
(3)TOLKIEN, J.R.R., "El Hobbit", traducción de Manuel Figueroa, Editorial Minotauro, Barcelona, España, 1995.
(4) TOLKIEN, J.R.R., "El Señor de los Anillos", Volumen I, página 350.
(5) TOLKIEN, J.R.R., "Cuentos Inconclusos, de Númenor y la Tierra Media",
introducción, comentario, índice y mapas de Chistopher Tolkien, traducción de Rubén Masera, Barcelona, España, 1992, ver la Tercera Parte, "La Tercera Edad", Nº IV. "La Búsqueda del Anillo", páginas 422 a 444.
(6) TOLKIEN, J.R.R., "El Señor de los Anillos", Volumen II, "Las Dos Torres", traducción de Matilde y Luis Domènech, Editorial Minotauro, Barcelona,España, 1991.
(7) TOLKIEN, J.R.R., "El Señor de los Anillos", Volumen III, "El Retorno del Rey·, traducción de Matilde Horne y Luis Domènech, Editorial Minotauro, Buenos Aires, Argentina, 1993.
(8) WAGNER, RICHARD, "Das Rheingold", "El Oro del Rhin", Primera Jornada de la Tetralogía "El Anillo del Nibelundo", traducción Jorge Dahm, Club de Amigos de la Opera; Primera representación en Chile, Teatro Municipal, Chile, 11 de mayo de 1994. Página 18.
(9) Ibid., op. cit., página 19.
(10)TOLKIEN, J.R.R., "El Silmarillión", edición de Christopher Tolkien, traducción de Rubén Masera y Luis Domènech, Editorial Minotauro, Bogotá, Colombia 1993. Páginas 41 a 347.
(11)WOLFRAM VON ESCHENBACH, “Parzival”, introducción, traducción y notas
de Antonio Regales, Ediciones Siruela, Madrid, España, 1995.
(12)EVOLA, JULIUS, "El Misterio del Grial", traducción de Domingo Pruna, Editorial Plaza y Janés, Barcelona, España, 1975, página 115.
(13)HESÍODO, "Trabajos y Días", introducción, traducción y notas de Aurelio Perez Jimenez y Alfonso Martinez Diez, versos 110 a 130, páginas 130 y 131.
(14)EVOLA, JULIUS, "El Misterio del Grial, op. cit., página 32.
(15)TOLKIEN, J.R.R. "El Señor de los Anillos", Volumen III, op. cit., página 310.
(16)EVOLA, JULIUS, "El Misterio del Grial", op. cit., página 72.
(17)CHRETIEN DE TROYES, “El Cuento del Grial”, cronología, introducción y traducción inédita de Alain Verjat Massiman, Bosch Casa Editorial, Barcelona, España, 1995.
(18)ANONIMO, "La Búsqueda del Santo Grial", traducción e introducción de
Carlos Alvar, Alianza Editorial, Madrid, España, 1994, página 72.
(19)Ibíd., op. cit., página 217.

 

 

 

 

Comunidad Odinista de España-Asatru 2007-2011